Contacto

La mano negligente empobrece;
mas la mano de los diligentes enriquece.

El que recoge en el verano es hombre entendido;
el que duerme en el tiempo de la siega es hijo que avergüenza.
PROVERBIOS 10:4-5

Moncadahn@gmail.com
0050499815008